Socios Cerrar menu

Bulgari

BVLGARI, el mejor artista romano contemporáneo esculpiendo joyas.

A lo largo de su existencia, Bulgari ha sido responsable de innovaciones que han escrito nuevos capítulos en la historia de la joyería y que, a la vez, han sido pioneras en su visión del lujo. Cada generación ha ido agregando una nueva faceta renovadora al espíritu emprededor del fundador de la casa, lo que ha contribuido a forjar el estilo de Bulgari que conocemos en la actualidad. De hecho, el secreto de la creatividad inagotable de Bulgari yace en la estratificación de numerosas fuentes de inspiración y perspectivas. Este aspecto tan destacable puede advertirse incluso en los orígenes de la casa: qué aunque hoy es un símbolo de la excelencia italiana tiene sus raíces en Grecia.

Sotirio Bulgari, el fundador de la empresa, nació en Paramythia (Epiro) en 1857, y fue el único superviviente de once hermanos. Descendía de una familia de orfebres de Kallarytes, que fue durante siglos un importante centro de comercio famoso por su producción de artículos de plata. Desde la época bizantina, el arte de la orfebrería se transmitió de padres a hijos en esta región, por lo que Sotirio aprendió el oficio en el taller de su padre en Paramythia. Más adelante, un incendio que arrasó la ciudad durante los enfrentamientos entre griegos y dirigentes otomanos destruyó el taller familiar. La inestabilidad política y la necesidad de encontrar un emplazamiento más tranquilo y favorable para su negocio obligaron a Sotirio y a su padre a mudarse a la isla de Corfú, que contaba con una numerosa comunidad de nativos de la region de Epiro. Sin embargo, el fuerte instinto empresarial de Sotirio lo impulsó a subirse a un barco y trasladarse a Italia, un país de larga historia y numerosas oportunidades comerciales. Llevó consigo el extraordinario legado cultural de la imaginería y las tradiciones griegas, así como una sensibilidad especial ante el cariz artístico del mundo que lo rodeaba. Tras un breve periodo en Nápoles, el 18 de febrero de 1881 se mudó a Roma, recién designada capital de Italia, y ya en 1884 abrió su primera tienda en la Via Sistina, donde empezó a crear el gran imperio que es hasta día de hoy.

BVLGARI fue visionario y rompedora para su tiempo, y la industria. Desde el punto de vista de comunicación y publicidad de la marca, hasta el deseo de tener tiendas independientes, todo un camino único de usar el color, materiales y el saber hacer de manera inesperada y poco convencional.

Actualmente enCirculo Fortuny
16 Oct 2017 @circulofortuny
RT @GlobalBlueES: Más compras en el paseo de Gràcia, pero más gasto en la calle Serrano https://t.co/SpA9euHYjO #TurismodeCompras #GlobalBl…