Socios Cerrar menu

Viñedos y Bodegas Sierra Cantabria

ANTE TODO, SOMOS AGRICULTORES

Cinco generaciones de viticultores con raíces en San Vicente de la Sonsierra han tejido una larga historia de complicidad entre el hombre y la viña para extraer las virtudes de una variedad única, el Tempranillo, aplicando todos los esfuerzos necesarios para transmitir su expresividad en unos vinos singulares.

Marcos Eguren, al frente del trabajo enológico, y Miguel Eguren, en la gestión, encabezan un proyecto vitícola a la búsqueda de vinos que evoquen el viñedo, de una gran versatilidad y marcada personalidad. Vinos que se adscriben a los nuevos clásicos, que perduran en el tiempo, que aúnan fruta, potencia y estructura con elegancia, frescura y sutileza.

Sierra Cantabria, Viñedos Sierra Cantabria, Señorío de San Vicente y Viñedos de Páganos constituyen sus proyectos en la DOCa. Rioja, a los que hay que sumar su presencia en Toro con la bodega Teso La Monja y Dominio de Eguren para los vinos procedentes de viñedos de las principales regiones vinícolas españolas.

 

VALORES 

Esencia familiar

Como familia de viticultores -con raíces en San Vicente de la Sonsierra- defendemos una estrategia empresarial afianzada siempre por los pilares familiares, garantía de estabilidad accionarial y sinónimo de entrega hacia nuestro trabajo.

 

Perfeccionismo y amor al detalle

Amamos lo pequeño, lo exclusivo, lo bien considerado. El mimo de cada detalle, la delicadeza en el proceso y la perfección en el resultado definen nuestro trabajo.

 

Emprendimiento

Apostamos por la máxima excelencia en todas las fases de nuestro trabajo desde el reto continuo por acrecentar la calidad de nuestros vinos, sumar nuevos mercados y desarrollar vinos exclusivos que respondan a las expectativas, necesidades y deseos de nuestros clientes desde la pasión, el espíritu innovador y la creatividad.

 

ELEMENTOS DIFERENCIADORES

Entendemos la viticultura de los grandes vinos como una vuelta a los orígenes, a la agricultura que practicaba nuestro bisabuelo Amancio, para trabajar en consonancia con la naturaleza mediante su observación y llegar así a la depuración máxima de lo que ofrece el terruño.

Trabajamos respetando los ritmos de la naturaleza, de acuerdo con la observación e influencia de los astros, cuando nos dictan el momento óptimo para realizar los trabajos en el campo, para crear una conexión íntima del viñedo con su entorno.

Trabajamos apegados a la tierra, en diálogo con ella, para conectar así con la idiosincrasia, con el espíritu de nuestros viñedos.

 

Actualmente enCirculo Fortuny
16 Oct 2017 @circulofortuny
RT @GlobalBlueES: Más compras en el paseo de Gràcia, pero más gasto en la calle Serrano https://t.co/SpA9euHYjO #TurismodeCompras #GlobalBl…